calendario_test_2016_

consulta_aulas


Facultad de medicina - webmail


medichi


actividadespostgrado

 

Inicio 2002 Dr. René Artigas galardonado en Palermo
Dr. René Artigas galardonado en Palermo PDF Imprimir E-mail

Octubre de 2002  
 

María Inés Artigas recibe premio a nombre de su padre
 
 

Hasta Palermo, Italia, viajó la hija del doctor René Artigas Nambrard, María Inés, para recibir el 13 de septiembre -en nombre de su padre- el Premio Internacional sobre Quemaduras Giuseppe Whitaker, que este año se le confirió al especialista chileno. La ceremonia congregó a alrededor de 500 personas y se realizó en la Villa Malfitano, un palacio de estilo neoclásico donde vivió familia Whitaker.

 

Complicaciones de salud impidieron al doctor Artigas, de 82 años, viajar a Europa, por ello su hija mostró durante la reunión un video de agradecimiento que realizó la Unidad Audiovisual del Departamento de Educación en Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina.

 


"Fue un evento muy emotivo al que asistió lo más granado de la sociedad siciliana. El premio, que se viene otorgando desde hace 20 años, es un gran orgullo para los ciudadanos de Palermo, por ello insisten en entregar el reconocimiento personalmente y no lo envían al país de origen donde vive la persona favorecida", explica María Inés Artigas.A la ceremonia asistieron las más altas autoridades del gobierno regional, científicos de la Universidad de Palermo y miembros de la fundación auspiciadora. "Todos los años se reúne una comisión formada por el doctor William Gunn, presidente de la Fundación Whitaker, el doctor Michele Masellis, secretario científico de la organización y otros representantes quienes se encargan de preseleccionar a los candidatos al premio. Posteriormente se presenta una terna a la comisión general donde participan un total de 20 integrantes, ellos eligen al ganador en base a ciertos parámetros que incluyen aspectos como la dedicación, labor investigativa, prevención, innovación y humanismo", agrega.

 

María Inés Artigas resalta que fue este último elemento el que primó en la comisión al momento de tomar la decisión final. "La actividad profesional del profesor Artigas revela el trato humano de un médico que ha dedicado todos sus esfuerzos a un problema tan dramático como el de los quemados", comentó el profesor Masselis.




Articulo aparecido en el Giornale di Sicilia

 

 

El cariño de los italianos hacia la figura del doctor Artigas se dejó notar, incluso provocó una que otra lágrima entre la concurrencia. "Tuve que improvisar unas palabras y la gente aplaudió de pie, seguramente agradeciendo que les había hablado en su lengua. También se emocionaron mucho con el video que presentamos y que estuvo traducido al italiano. Todos fueron muy amables, viví una experiencia muy bonita y sólo lamento que mi padre no haya podido estar ahí para compartirla", señala.

 

La Fundación Whitaker es una organización sin fines de lucro que, con el patrocinio del Gobierno de Sicilia y la Academia de los Lincei, entrega esta distinción que consiste en una placa de alpaca, un diploma y un premio en dinero. Según María Inés, el texto del diploma resume bastante bien la vida profesional del académico de la Universidad de Chile: "Demostró en condiciones muy difíciles que las quemaduras son un problema social real que requiere tratamiento y un cuidado apropiado.

Sus estudios epidemiológicos, especialmente en niños, y todos los aspectos relacionados con los cuidados generales que requiere esta área de la medicina, así como su preocupación por los temas socioeconómicos y organizacionales, lo han consolidado como un punto de referencia para los médicos de su país, haciéndolo ganar grandes reconocimientos".

 

Asimismo, en el diploma se resalta el hecho de que el profesor Artigas creara la Sociedad Chilena de Quemaduras y la Federación de Sociedades Latinoamericanas de Quemaduras.

 

Trayectoria

 

René Artigas, quien está a cargo del anexo de la Biblioteca del Museo Nacional de Medicina Enrique Laval, ubicado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se tituló de médico cirujano en 1946 en la Casa de Bello. Su vida laboral comenzó en el Servicio de Cirugía de Adultos del Hospital San Borja de Santiago. Dos años más tarde se trasladó al hospital de niños Manuel Arriarán donde trabajó por 26 años ininterrumpidos. Según explica, entre las patologías más difíciles y menos deseadas de la época se encontraba el tratamiento de pacientes quemados, un área muy poco desarrollada en el país. Por eso, cuando debió atender por primera vez a un menor en estas condiciones, al contrario de otros cirujanos él decidió aprender todo lo posible al respecto.

 

Con la ayuda de especialistas extranjeros el médico fue profundizando sus conocimientos, lo que lo llevaría en 1960 a inaugurar la primera unidad de quemados de Chile, la cual apenas contaba con cinco camas. Cuatro años más tarde se inauguró una nueva unidad, esta vez con 16 camas, que tenía características que la hicieron pionera en muchos avances en la medicina chilena. Por ejemplo, reemplazó el blanco de las paredes por los colores verde y azul, incorporó decoración con motivos infantiles y le proporcionó entretención a los niños, dotándolos de música ambiental y un acuario. Los resultados fueron excelentes lo que motivó a otros facultativos a replicar esta iniciativa en regiones.

 

Asimismo, el médico desarrolló una gran labor docente y fue el gestor de importantes campañas de prevención y educación. "En lo inmediato había dos factores que combatir en lo que se refiere a quemaduras: evitar que la gente consultara tarde y que se aplicaran tratamientos caseros.

 

María Inés Artigas agradece 
en nombre de su padre


 

También luchamos contra el empleo indiscriminado de fuegos de artificio y el uso de volantines que provocaban quemaduras por corriente eléctrica de alta tensión", recuerda.

 

Para sus diversas campañas usaron todo tipo de métodos: información en las etiquetas de las cajas de fósforos, dibujos animados que se publicaron en los diarios, volantes, folletos de prevención y primeros auxilios y exposiciones, entre otros.

 

En 1971 se inauguró otro centro de quemados debido a la gran demanda asistencial. Por esos años el doctor Artigas publicaba sus primeros libros y organizaba cursos internacionales que tuvieron gran éxito. Una vez que comenzó a trabajar en el Hospital Exequiel González Cortés repitió su hazaña creando en 1975 una unidad de quemados en ese recinto hospitalario.

 

El profesional ha recibido reconocimientos y becas para viajar por Estados Unidos y Europa. En Chile obtuvo el título de Maestro de la Cirugía Plástica Reparadora Chilena y la medalla de Maestro de la Cirugía Pediátrica Chilena.

 

 

Agenda

1 de diciembre

Jornada de Extensión y Vinculación para Académicos

Leer más...

20 de diciembre

Feria de Alimentos saludables

Leer más...

21 al 25 de noviembre

Semana de la Salud Mental

Leer más...

19 de diciembre

Ceremonia de egresados de los programas de Magister y Doctorado del reciente periodo académico.

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile