calendario_test_2016_

consulta_aulas


Facultad de medicina - webmail


medichi


actividadespostgrado

 

Inicio 2003 Julio El fórceps es reemplazado por espátulas
El fórceps es reemplazado por espátulas PDF Imprimir E-mail

28 de julio de 2003

El nuevo instrumento sirve para resolver partos complejos


  • Varios países de Europa y América Latina han sustituido al fórceps de Kjelland, utilizado para la extracción del feto en urgencias debido a partos complejos, por las espátulas rectas y paralelas. Los especialistas que se han familiarizado con la técnica son categóricos en expresar que prefieren el nuevo instrumento ya que produce menos lesiones en la madre y en el recién nacido.

Entre el 8 y 14 por ciento de los nacimientos en Chile son instrumentados, es decir, requieren de apoyo técnico para facilitar la salida del recién nacido a través del canal del parto. En estos casos se emplean, por lo general, dos tipos de instrumentos médicos: fórceps de Kjelland y Espátulas de Thierry.

Si bien el fórceps se ha utilizado por años, incluso está descrito en bajorrelieves romanos y grabados japoneses de tiempos remotos, en 1720 se ideó un nuevo aparato creado con técnicas especiales aplicadas a la medicina y conocido como "Las manos de hierro". Éste fue diseñado por el médico rural francés Jean Palfin y era muy simple, ya que consistía en dos cucharas paralelas que ayudaban al especialista en el momento del parto, las cuales reemplazaban al fórceps tradicional de Chamberlen.

Con el avance de la ciencia y tecnología se corrigió el diseño original de la espátulas, introduciendo cambios relevantes respecto de las curvaturas pelviana, cefálica y facial fetal.

  
Doctor José Lattus
 

El académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, doctor José Lattus, se especializó en el uso de este instrumento y ha sido uno de los principales impulsores de su masificación en Chile. "Hace más de 40 años que estamos utilizando las espátulas y hemos podido comprobar, al igual que los especialistas extranjeros, que su uso reduce sustantivamente las lesiones maternas y fetales. Las posibilidades de desgarros vaginales y de cuello uterino, rotura uterina, hematomas, lesiones de otros órganos como ano, recto y vejiga en la madre y fracturas de cráneo, heridas y parálisis faciales en el niño, disminuyen notoriamente cuando se compara con las lesiones provocadas por el fórceps", recalca el ginecólogo y obstetra.

El doctor Lattus explica que una vez que ambas cucharas se introducen en el canal del parto, se acomodan al traccionar al feto, que es asido desde su región facio malar, dejando libre el cráneo sin aprisionarlo, a diferencia de lo que hace el fórceps, instrumento fenestrado que toma al niño por el cráneo y la región malar o mejilla, dejando la cabeza entre las cucharas, como una presa.

"Con las espátulas el feto prácticamente se resbala por las cucharas que le abren camino, pudiendo incluso rotar dentro de ellas. Podríamos compararlas con un calzador de zapato. Los resultados han sido tan promisorios que en los recintos asistenciales donde se utilizan las espátulas, como el Hospital Luis Tisné, ha disminuido el número de recién nacidos hospitalizados por dificultades en el parto, debido a prolongación del expulsivo o salida de la cabeza fetal", plantea.

Asimismo, el facultativo agrega que la enseñanza de la técnica de las espátulas a los médicos en formación avanzada, es más rápida y simple que adiestrarlos en el manejo del fórceps. "Muchos de nuestros alumnos becarios se sienten tan satisfechos con la herramienta que se han comprado sus propias espátulas, ya sea para llevarlas a provincia o bien para usarlas en los centros hospitalarios y clínicas que no cuentan con ellas", recalca.

Según Lattus, ya que los obstetras chilenos tradicionalmente han utilizado el fórceps, ha sido difícil proponer el ingreso de este nuevo instrumento como alternativa en el mercado nacional. "Hay una resistencia a incorporarlo, sin embargo, creo que deberíamos superar nuestras aprensiones. Un ejemplo es lo que ha ocurrido con las incisiones transversas de la operación cesárea, algunos centros todavía no las aceptan por eso siguen realizando cicatrices medianas entre el ombligo y el pubis de la mujer, en vez de posibilitar una incisión que siga la línea plástica. Bueno, el fórceps no es un mal método de resolución cuando se emplea correctamente, de hecho yo también lo utilizo y hago docencia con ambos instrumentos a los médicos en formación, sin embargo los trabajos publicados son categóricos en informar que las espátulas provocan menos lesiones maternas y fetales, con cifras que son significativas, lo cual a mi entender, justificaría su masificación, previo estudio y práctica en centros que no las conocen. De hecho, es lo que ha ocurrido en países como Bélgica, Francia, Cuba, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y México".

Características del instrumento

Las Espátulas rectas y paralelas, no articuladas ni fenestradas, son utilizadas en Chile desde los años 60, cuando los médicos Rafael Viada y Antonio Mery las trajeron desde Francia al país. Aunque en Chile se producen artesanalmente con acero quirúrgico, por lo general se importan desde la nación gala, donde son elaboradas en base a una aleación de acero inoxidable. El valor aproximado es de 400 euros.

Constan de dos ramas independientes, cuyas cucharas se adaptan fácilmente a cualquier ovoide o cabeza fetal, y son cóncavas a lo largo y ancho para ajustarse a la doble convexidad del cráneo. Su diseño sirve, además, para adaptarse a la curvatura pelviana materna, facilitando su aplicación en el canal del parto. La zona intermedia de las espátulas une a la cuchara con el mango y tiene alrededor de 10 cm de largo.

"Las estadísticas indican que las lesiones fetales con el fórceps, tomando en cuenta la marca de las cucharas, llegan a un 24 % de los casos, en cambio con las espátulas estas cifras se reducen sólo a un 6,3 %. En cuanto a las lesiones maternas, cercanas al 42 % por el fórceps, con las espátulas disminuyen a un 14 %", señala el doctor Lattus.

El académico de la Universidad de Chile añade que en 1992 en el Hospital del Salvador el fórceps se utilizaba en el 62 % de los partos instrumentados. Hacia el 2001 las cifras variaron notoriamente, ya que en el 97 % de los partos complejos se emplearon espátulas "Esto mismo ocurre hoy en el Hospital Luis Tisné, donde los partos con fórceps sólo llegan al 3 por ciento. Asimismo, el Hospital Félix Bulnes también está inclinándose cada vez más por este instrumento. Esperamos que esto continúe replicándose en otros recintos asistenciales del país", resalta Lattus.

 

Agenda

1 de diciembre

Jornada de Extensión y Vinculación para Académicos

Leer más...

20 de diciembre

Feria de Alimentos saludables

Leer más...

21 al 25 de noviembre

Semana de la Salud Mental

Leer más...

19 de diciembre

Ceremonia de egresados de los programas de Magister y Doctorado del reciente periodo académico.

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile