Acto por la Paz Imprimir
13 de marzo de 2003

El decano de la Facultad de Medicina, Dr. Jorge Las Heras, invita a toda la comunidad universitaria a un "Acto por la Paz", que se realizará el miércoles 19 de marzo entre las 12 y 13 horas en el Hall de Decanato del Campus Norte. Asimismo, en ese horario se suspenderán todas las actividades. Esperamos contar con su presencia.

 

 

CARTA POR LA DEFENSA DE LA PAZ

 

Varios siglos después de la caída del Imperio Romano, Estados Unidos ¿está dispuesto a convertirse en "la nueva Roma" del mundo global, destrozando las leyes y organismos que ayudó a construir tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial?. Las Naciones Unidas, la OTAN y los cuerpos de desarme parecen ser, por estos días, entes burocráticos que no pueden detener la decisión norteamericana de avanzar hacia un nuevo orden. Este es el pensamiento que encandila a los conservadores de Estados Unidos y que lamentablemente se propagó al resto de la población americana, tras los brutales atentados del 11 de septiembre de 2001.

 

Sin embargo, el Presidente Bush debiera recordar que "Los imperios crecen y los imperios desaparecen", como dice el inicio de uno de los clásicos de la literatura china, La novela de los Tres Reinos.

 

Esto sin dudas también le sucederá al estadounidense, aun más cuanto trate de imponerse por la fuerza bruta de sus sofisticadas armas, en vez de con la fuerza de los valores espirituales y de los ideales originarios de sus mismos padres fundadores. Nosotros, como simples ciudadanos de un país democrático y amante de la paz, tenemos la obligación de hacer sentir nuestra opinión, y oponernos a la guerra y a la militarización de nuestras sociedades. Digamos lo que pensamos, y aunque la guerra hoy parece inevitable, éstos son aun los días en que es posible hacer algo.

 

Recientemente el escritor Norman Mailer, hablando de la perspectiva de una guerra y los factores en juego, decía "la condición especial es la democracia, una condición que nos pedirán que defendamos en los próximos años", ya que "es posible que el fascismo no la democracia, sea el estado natural". En nuestra defensa por la paz miremos el hoy desde el punto de vista del mañana para no tener que lamentarnos después por haber perdido una buena ocasión.

 

La ocasión es entender de una vez por todas que el mundo es uno, que cada parte tiene su sentido, que es posible reemplazar la lógica de la guerra por la ética de la coexistencia, que la idea de una civilización superior a la otra es solo fruto de la ignorancia, que la armonía, como la belleza está en el equilibrio de los opuestos y que la idea de eliminar a uno de los dos, es sencillamente sacrílega.

 

La legitimación de una "guerra preventiva" liquidará la escasa credibilidad que el actual "orden internacional" tiene en países periféricos que lo sufren, especialmente en el mundo árabe, y abrirá la puerta a un porvenir donde la ley del más fuerte justificará cualquier intervención en nombre de las razones argüidas por el poderoso de turno. Y mientras el Pentágono ya planea acciones contra Corea del Norte y el mundo se pregunta cuál será el próximo blanco, los argumentos de Bush y aliados para "legalizar" un ataque a Irak recuerdan a la descripción que Joan Manuel Serrat hace en "Los macarras de la moral": "Si no fueran tan temibles, nos darían risa. Si no fueran tan dañinos, nos darían lastima".

Dr. Jorge Las Heras Bonetto
Decano
Facultad de Medicina Universidad de Chile