calendario_test_2016_

consulta_aulas


Facultad de medicina - webmail


medichi


actividadespostgrado

 

Inicio 2005 Científicos de la U. de Chile trabajan en la producción in vitro de glándulas paratiroides
Científicos de la U. de Chile trabajan en la producción in vitro de glándulas paratiroides PDF Imprimir E-mail

19 de enero de 2005

  • Ello permitiría tratar a las personas afectadas por espasmos recurrentes que son consecuencia de la desregulación del nivel de calcio en la sangre

Todas las personas tienen cuatro glándulas paratiroides que, aunque pequeñas, cumplen una labor muy relevante en el organismo: se encargan de regular los niveles de calcio en la sangre. Cuando dejan de funcionar correctamente o son extraídas, se producen trastornos nerviosos y musculares severos.

"Algunos individuos tienen espasmos recurrentes que se mantienen en el tiempo y son difíciles de manejar, por lo tanto, muy invalidantes. La alternativa en estos casos es tratar al paciente con la hormona producida por la glándula, que -en general- no da muy buenos resultados, o reponer la glándula, ya sea con un autotrasplante, es decir, usando las paratiroides del mismo sujeto afectado, o bien, empleando la de alguien más", explica el doctor Pablo Caviedes, académico del Programa de Farmacología Molecular y Clínica del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

El procedimiento implica rescatar la glándula que tiene el tamaño de una lenteja -si se tiene acceso a ella- y colocarla en el antebrazo donde es situada a nivel subcutáneo. El éxito del implante es variable, en algunos casos la persona lo rechaza, mientras que en otras funciona correctamente durante algunos meses.

"Ciertos individuos afectados por insuficiencia renal desarrollan una hipertrofia de la paratiroides por una disminución de calcio en la sangre. Para compensar esta carencia, sus glándulas crecen desproporcionadamente aunque siguen siendo normales. Nuestra idea es recoger estos tejidos para cultivarlos, logrando que formen grandes núcleos que más tarde podrían ser trasplantados a quienes los necesiten", plantea el doctor Caviedes.

Estos conglomerados serían tratados, además, con una técnica muy novedosa que se está aplicando en Italia y que consiste en encapsular los tejidos con una resina extraída de algas, la cual permite que ingrese el calcio pero no así los anticuerpos, que son de mayor tamaño.

"Este microencapsulamiento nos permitirá producir glándulas paratiroides in vitro que no serían rechazadas por el organismo, ya que los anticuerpos no detectarían el implante. El médico Patricio Cabané, estudiante del Doctorado de Ciencias Médicas que imparte la Facultad de Medicina, viajó a Florencia recientemente donde aprendió esta técnica que esperamos aplicar a distintas investigaciones y a su trabajo de tesis de Doctorado", señala el doctor Caviedes.

Inmortalizando células

Una de las grandes ventajas del trabajo que están haciendo los científicos chilenos es que los implantes de esta glándula serían muy accesibles y, en caso de que dejaran de funcionar, podrían ser reemplazados fácilmente por otros.

Pablo Caviedes y su padre, Raúl Caviedes, ambos investigadores de la Universidad de Chile, desarrollaron una técnica inédita en el mundo que les permite inmortalizar células adultas en cultivo. El proyecto es tan auspicioso que, junto a la Universidad de South Florida, en Estados Unidos, se creó una compañía biotecnológica orientada a la terapia celular.

Para ello han asegurado su propiedad intelectual con patentes aprobadas en Estados Unidos, Canadá, Unión Europea y Japón.

Si todo avanza según lo previsto en los próximos años los científicos nacionales estarían en condiciones de generar células encargadas de reemplazar a las enfermas, incluidas las beta pancreáticas productoras de insulina, las dopaminérgicas que controlan el Parkinson, las de músculo cardíaco y las células de glándulas paratiroides, entre otras.

"Para inmortalizar las células usamos un medio de cultivo condicionado por la línea de tiroides UCHT1 que es única en el mundo. En él puede desarrollarse e inmortalizarse cualquier tejido de origen mamífero, sin que entre en la etapa de la senescencia natural que lo conduce a la muerte. Nosotros tenemos líneas celulares de más de 30 años que siguen intactas, reteniendo las características del tejido original", explica el doctor Caviedes.

Este líquido o medio de cultivo donde proliferan las células, está dotado de compuestos o factores en los que reside la actividad inmortalizante. En el caso de las paratiroides, la idea es recoger tejidos provenientes de estas glándulas y cultivarlos en el medio UCHT1 de manera que formen conglomerados o clusters para, posteriormente, encapsularlos e injertarlos en seres humanos.

"Por ahora las células de donantes han proliferado bien, ya estamos caracterizando el tejido para inmortalizarlo y estudiando su respuesta al calcio. Nos falta ver si, tras el encapsulamiento, su función se mantiene in vitro. En todo caso, antes de hacer ensayos clínicos en humanos es necesario cumplir con una serie de protocolos que permitirán medir, entre otros aspectos, la toxicidad del tratamiento", comenta Pablo Caviedes.

Esto implica que faltan algunos años para producir glándulas paratiroides en el laboratorio. Sin embargo, los alcances de estas investigaciones generadas al interior de la Universidad de Chile tienen interés mundial ya que podrían ser una alternativa al uso de células madre.

 

Agenda

1 de diciembre

Jornada de Extensión y Vinculación para Académicos

Leer más...

20 de diciembre

Feria de Alimentos saludables

Leer más...

21 al 25 de noviembre

Semana de la Salud Mental

Leer más...

19 de diciembre

Ceremonia de egresados de los programas de Magister y Doctorado del reciente periodo académico.

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile