Programa de Becas Diego Peralta tiene su primera egresada Imprimir
20 de abril de 2007
La terapeuta ocupacional Yordana Fuenzalida

“Soy feliz, la vida me sonríe”, señalaba emocionada la terapeuta ocupacional, Yordana Fuenzalida, durante la ceremonia académica en que la Facultad de Medicina celebró su egreso como profesional de la salud.

Esta joven de 23 años fue seleccionada mientras cursaba cuarto medio en el Liceo Polivalente A-85 Los Héroes de la Concepción , de Cerro Navia, para que participara en una iniciativa inédita en el país, el Programa de Becas Diego Peralta, impulsado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

El momento en que ingresó al programa fue vital en su vida porque la hizo soñar, a ella y su familia, que era posible asistir a la universidad, una quimera que siempre les había parecido inalcanzable. Seis años más tarde el sueño se ha cumplido: “Cuando fui elegida se abrió una puerta inmensa, se me dio la oportunidad de vivir algo inesperado que implicó un arduo trabajo y recorrer un camino que a veces fue pedregoso, pero salí adelante y aprendí que el esfuerzo es lo más importante para ponerse de pie”, planteó Yordana Fuenzalida.

La joven agradeció la oportunidad recibida, especialmente a la familia de Diego Peralta, el estudiante de medicina que falleció trágicamente en 1999 y en cuyo recuerdo se gestó una beca social que no tiene parangón en la Universidad de Chile y gracias a la cual alumnos de Cerro Navia y La Pintana actualmente están cursando diversas carreras en la facultad. “Haber alcanzado esta meta no es sólo mérito mío, sino de toda la gente que me apoyó”, dijo Yordana Fuenzalida.

En tanto, el rector (S) de la Casa de Bello, doctor Jorge Las Heras, muy emocionado, señaló que esta programa “más que un compromiso con la equidad, es un compromiso con la sociedad”.

Agregó que la beca, que se gestó durante su decanatura, es tan particular ya que no sólo otorga recursos económicos, sino también se manifiesta en la generosidad y entrega de los docentes que, gratuitamente, imparten sus conocimientos a los escolares para nivelarlos en el área científica y matemática, antes de que ingresen a la universidad.

“Yordana creyó en las utopías y alcanzó su objetivo, espero que el resto de los alumnos de la Beca Diego Peralta siga su ejemplo”, señaló.

Asimismo, dijo que para la Universidad de Chile y todo el país Yordana Fuenzalida es fuente de orgullo. “Siempre he dicho que si tuviera que resaltar algo de mi gestión como decano de la Facultad de Medicina rescataría esta beca, que nos ha hecho creer a todos en las utopías”, sentenció.

Doblar la mano al destino

En tanto, la decana de la Facultad de Medicina, doctora Cecilia Sepúlveda, planteó que Yordana logró doblarle la mano al destino: “Con su ejemplo nos está diciendo que, con esfuerzo y apoyo, sí se pueden superar las barreras que parecían infranqueables”.

Agregó que esto alienta a los académicos a perseverar y apoyar la educación de aquellos que tienen condiciones y que carecen de oportunidades. “Como señaló en su momento el doctor Las Heras, esta beca es una gota en el mar, sin embargo está dejando huella y ya vemos sus primeros frutos. De hecho, es una gota que tiene un sentido tan positivo, tan constructivo, que debiera provocar un impacto importante en la conciencia de este país, donde se permite que miles de jóvenes sigan teniendo una educación de mala calidad”, destacó la doctora Sepúlveda.

El profesor José Navarro, director del Programa de Becas Diego Peralta, resaltó que esta iniciativa no sólo ha implicado la nivelación de alumnos de tercero y cuarto medio, también ha permitido que profesores de Ciencia de La Pintana y Cerro Navia actualizaran sus conocimientos en forma sistemática y que diversos académicos de la facultad acudieran a colegios y centros de ambas municipalidades donde han ofrecido conferencias de interés público.

“Hace un par de meses Yordana fue a mi oficina y se ofreció para trabajar en la beca, su actitud demuestra que ya tiene en sí el espíritu de servicio de Diego”, comentó el profesor Navarro.

Es que se hace necesario, dijo el académico, luchar por una sociedad más equitativa, dándole una voz a aquellos que no la tienen.

Programa exitoso

La directora de la Escuela de Terapia Ocupacional, Claudia Muñoz, destacó que si bien no todos los alumnos que han ingresado al programa de becas han logrado culminarlo, seguramente todos ellos obtuvieron una buena experiencia y un gran aprendizaje para la vida.

“En ese sentido creo que este programa es totalmente exitoso, independientemente del número de personas que logren finalizar sus estudios, ya que, además, despertó en muchos docentes una vocación dormida y ayudó a inspirar otras iniciativas como, por ejemplo, talleres de hábitos de estudio para los alumnos de la facultad, capacitación de profesores y actividades de integración de personas con discapacidad”, resaltó la directora.

Durante la ceremonia también fueron reconocidas algunas personas que fueron fundamentales en el desarrollo de la beca, como las doctoras Gloria Riquelme y Verónica Gaete y la madre de Diego Peralta, Edith Martin.

Finalmente, la alcaldesa de Cerro Navia, Cristina Girardi, también se hizo presente regalando, a nombre de su municipalidad, un notebook a la nueva terapeuta ocupacional.