Imprimir
Lunes, 24 de Septiembre de 2012 00:00

Abre posibilidades de crear anticuerpos contra moléculas clave en diferentes enfermedades

Centro InmunoBioTecnología abre sus puertas

centro_inmuno
La doctora Molina durante su presentación.
Con la conferencia "Desarrollando anticuerpos para la medicina moderna: una oportunidad para el mejoramiento de terapias y el levantamiento de nuevos proyectos y emprendimientos", la doctora María Carmen Molina dio a conocer esta nueva unidad académica de la Facultad de Medicina que ofrecerá a la comunidad científica la posibilidad de hacer transferencia tecnológica en beneficio de sus investigaciones.

El Centro IBT es una unidad académica sin fines de lucro perteneciente al Programa Disciplinario de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina, orientado a ejecutar y fomentar la Investigación, Desarrollo e Innovación (I&D+I) en el área de la ingeniería de anticuerpos y de proteínas recombinantes con función inmune. Por ello, es una instancia para el levantamiento de nuevos proyectos, negocios y emprendimientos en esta área de interés; además, participa en la formación de recursos humanos altamente calificados, a través de actividades docentes de pregrado, postgrado y postítulo.


doctora_molina
Doctora María Carmen Molina
Según añade la doctora Molina, está integrado por académicos de los laboratorios de Inmunovigilancia y Evasión Inmune y el Immune Regulation and Tolerance Research Group; reúne una serie de proyectos Fondef vigentes y su objetivo es convocar a los investigadores con proyectos vigentes en ciencia básica de nuestro plantel, en los que se describa un blanco terapéutico que pudiera ser neutralizado o modulado mediante la acción de un anticuerpo recombinante. "Por ejemplo, si en un estudio sobre cáncer se describe un ligando o factor de crecimiento de tumores que es crítico para la generación de metástasis, nosotros podríamos crear un anticuerpo que lo inhiba, deteniendo de esa manera la progresión de la enfermedad. Además, la formación de complejos inmunes contribuye a la eliminación de las células neoplásicas mediante la activación del sistema de complemento y el reclutamiento de células NK, a través de interacciones mediadas por la porción Fc del anticuerpo recombinante. Y por último, los anticuerpos no solo pueden inhibir el crecimiento tumoral, sino que también inducir o activar la respuesta inmune adaptativa, actuando en este último caso como vacunas".

De esta manera, las posibilidades de contribuir a la medicina traslacional mediante el uso de anticuerpos son plausibles no solamente en enfermedades referidas al sistema inmune, sino también en una amplia variedad de patologías.

En su presentación, la doctora Molina se refirió a que el 2016 la mitad de los principales fármacos serán de origen biológico y, de ellos, el 80% de anticuerpos recombinantes; describió el mecanismo de bloqueo del antígeno tumoral ErbB2 en cáncer de mamas, mediante anticuerpos humanizados, así como los resultados obtenidos en artritis reumatoídea empleando un anticuerpo quimérico contra el factor de necrosis tumoral, demostrados en el laboratorio del doctor Juan Carlos Aguillón, director del Programa Disciplinario de Inmunología del ICBM. Pero el avance más significativo del Centro IBT hasta la fecha, es el haber logrado desarrollar las capacidades para diseñar y generar anticuerpos recombinantes completamente humanos, como es el caso de uno dirigido contra la molécula ErbB3.





Cecilia Valenzuela León