calendario_test_2016_

consulta_aulas


Facultad de medicina - webmail


medichi


actividadespostgrado

 

PDF Imprimir E-mail
Jueves, 07 de Mayo de 2015 00:00

- En la VIII Región del Biobío y de la Araucanía

Jóvenes investigadores del ICBM descubren dos nuevas especies de lagartos chilenos

_DSC3773-ok2015.jpg
Los investigadores Jaime Troncoso-Palacios, Félix Urra y Hugo Díaz.


Su hallazgo fue publicado en la portada de la edición número 500 del journal Zookeys y tuvo repercusión en medios de comunicación españoles e italianos. La incorporación de este conocimiento no sólo enriquece a la herpetología o estudio de reptiles, sino que da pie a nuevas estrategias de conservación de este patrimonio biológico, lo que conlleva la actualización en la formación de biólogos y otros profesionales.

iguana1-ok2015.jpg
Este es un ejemplar de
Liolaemus scorialis.
Así lo explica Félix Urra, químico farmacéutico de la Universidad de Chile y estudiante de doctorado en el Laboratorio de Metabolismo Celular y Bioenergética del Programa de Anatomía del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina, e integrante de un grupo de investigadores que recientemente realizaron el estudio.


"La idea original del proyecto fue de Damien Esquerré, de la Universidad Nacional de Australia, quien revisó los especímenes identificados como Liolaemus kriegi de la Laguna del Laja y viajó a Argentina a revisar en terreno, determinando que la población del Laja era, en realidad, una especie sin describir. Por otra parte, junto a Jaime Troncoso-Palacios revisó muestras del Museo Regional de Concepción, de otra especie del Laja identificada como Liolaemus buergeri, llegando a la conclusión que también se trataba de una especie sin describir", añade Urra.


iguana2-ok2015.jpg
Liolaemus zabalai.
Dado que ambas especies potencialmente procedían del Laja, "procedimos junto a Jaime Troncoso-Palacios y a Hugo Díaz, ambos del Programa de Fisiología del ICBM, a viajar a la zona para tomar más datos en terreno, con el fin de contar con la evidencia suficiente para su descripción". Paralelamente, durante este proceso de recopilación de antecedentes, investigadores argentinos del Centro Nacional Patagónico publicaron un estudio filogenético con evidencia de genes mitocondriales y nucleares, en el que identificaron a varias especies sin describir, entre ellas L. kriegi. Jaime Troncoso-Palacios añade que "estos datos se sumaron a los morfológicos y geográficos obtenidos por nosotros".


De este modo, Liolaemus buergeri pasó a ser Liolaemus scorialis y Liolaemus kriegi se denominó Liolaemus zabalai.

Cómo son
"Liolaemus scorialis" es endémica para Chile, añade Félix Urra y toma su nuevo nombre porque habita en un lugar muy poco explorado, como es en las escorias de material magmático del Volcán Antuco. "Es muy abundante, muy pequeña de tamaño pues mide casi siete centímetros de cabeza hasta la base de la cola, escurridiza y pareciera alimentarse de los pocos insectos y restos vegetales del área", explica Urra. Es especialmente complejo de encontrar, porque se ubica entre medio de las escorias magmáticas, en un lugar muy difícil para recorrer a pie, con altísimas temperaturas en el verano.


"Liolaemus zabalai" rinde con su nombre un homenaje a Patricio Zabala, quien administra la Colección de Flora y Fauna "Patricio Sánchez Reyes" del Departamento de Ecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile -"pues nos respaldó desde los inicios y ahí depositamos nuestras muestras", sentencia-; está distribuida entre Argentina y nuestro país a través del Paso Los Barros en la Laguna del Laja, mide poco más de 10 centímetros desde la cabeza a la base de la cola, vive cerca de esta reserva acuífera y del escorial, tiene hábitos patagónicos y también existe en gran número. "Es un animal bastante grande, de color óxido oscuro, muy similar al que tienen las rocas geológicas de la zona, por lo que cuesta mucho verlo. Y, lo más curioso, es que es un animal que emite sonidos, característica muy inusual entre las especies de lagarto que tenemos en el país", describe.


Urra finaliza señalando que la contribución de la descripción de estas nuevas especies tiene múltiples aristas: "Hace una década se pensaba que en Chile teníamos pocos ejemplares del linaje evolutivo elongatus-kriegi, y pudimos aportar dos especies nuevas. Además, la incorporación de este conocimiento no sólo enriquece a la herpetología o estudio de reptiles, sino que da pie a nuevas estrategias de conservación de este patrimonio biológico, lo que conlleva la actualización en la formación de biólogos y otros profesionales".



Si desea conocer el artículo, vea este link:
http://zookeys.pensoft.net/articles.php?id=5173



Cecilia Valenzuela León
 

Agenda

1 de diciembre

Jornada de Extensión y Vinculación para Académicos

Leer más...

20 de diciembre

Feria de Alimentos saludables

Leer más...

21 al 25 de noviembre

Semana de la Salud Mental

Leer más...

19 de diciembre

Ceremonia de egresados de los programas de Magister y Doctorado del reciente periodo académico.

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile