Imprimir
Lunes, 24 de Agosto de 2015 00:00

- Generación 2010-2014

47 nuevos kinesiólogos de la U. de Chile
reciben su título profesional


kine_foto_2
Las mejores egresadas, Paulina Miño y Fernanda Aleitte, reciben su premio de parte de la directora de la Escuela de Kinesiología, profesora Ana María Rojas.


El premio al mejor rendimiento lo recibieron Fernanda Aleitte y Paulina Miño; como mejor compañera, fue distinguida Trinidad Bruna.

 

 

Durante el encuentro, realizado el 20 de agosto de 2015, la directora de la Escuela de Kinesiología, profesora Ana María Rojas, dijo a los egresados que "la salud del Chile de hoy enfrenta grandes desafíos en términos de la formación de sus profesionales. Los cambios demográficos, el cada vez mayor número de personas afectadas por enfermedades crónicas no transmisibles, la necesidad de intervenir con fuerza en el desarrollo integral de la primera infancia, la enorme batalla contra la malnutrición por exceso y el sedentarismo, el envejecimiento poblacional y las enormes oportunidades de intervención hacia la plena inclusión de personas en situación de discapacidad nos permiten ver el futuro con especial interés y con enorme responsabilidad. Por otra parte, el proyecto presentado al Congreso para acceder a la atención de kinesiólogo sin indicación médica, que esperamos que se analice y apruebe, requiere importantes competencias profesionales, en las que ustedes se encuentran plenamente capacitados".


Por su parte, el decano de la Facultad de Medicina, doctor Manuel Kukuljan, añadió "que el mérito de que estén ustedes acá es producto, además, de un esfuerzo colectivo de la sociedad. En lo más inmediato, que ustedes sean profesionales depende de que haya una institución con académicos de primer nivel en este departamento, así como en muchas otras unidades de la Facultad de Medicina; a que haya personal de apoyo en muchas de las actividades que han debido realizar, a que haya colegas de esta y otras disciplinas que son parte de las muchas instituciones que han sido fundamentales para su formación clínica. En suma, este es un logro colectivo, y ser conscientes de ello nos hace depositarios de una responsabilidad: tenemos que devolver esa contribución al medio, de muchas formas distintas; nuestra manera de hacerlo, como Universidad de Chile, es la calidad. Es nuestra responsabilidad ser garantes de la confianza que tiene la sociedad en nosotros en ese sentido".

 

Cecilia Valenzuela León