PDF Imprimir E-mail
Martes, 24 de Mayo de 2016 00:00

- El Consejo Universitario aprobó su constitución como Centro de Facultad

El CERPO y su contribución al diagnóstico y tratamiento de malformaciones congénitas mayores

el_cerpo
El equipo académico y asistencial del Cerpo. Al centro, el doctor Juan Guillermo Rodríguez.

El doctor Juan Guillermo Rodríguez, director del Centro de Referencia Perinatal Oriente, CERPO, destaca el rol que a través de esta unidad ejerce la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile en el trabajo conjunto con el Hospital Dr. Luis Tisné Brousse, el Centro de Referencia de Salud Cordillera Oriente y el Departamento de Obstetricia y Ginecología del Campus Oriente de nuestro plantel, las tres áreas fundacionales de esta unidad.

 

Y enfatiza: "éste es un proyecto original de la Universidad de Chile, de su Facultad de Medicina y de nuestro departamento; ellos fueron quienes lo propiciaron, logrando una imprescindible acogida en la red pública de salud. Tiene una importante participación académica; todos quienes trabajan en Cerpo pertenecen a nuestro plantel. Este es un centro donde se hace investigación, docencia y extensión, por lo que tuvo el reconocimiento formal, como Centro de Facultad".


En esta nueva fase de su historia, que cumple ya 13 años de funcionamiento, el doctor Rodríguez afirma que el objetivo de su equipo es mantener y consolidar aún mas la confianza y reconocimiento ganados en los diversos equipos de la red pública de salud. Asimismo, avanzar hacia la consolidación de sus actividades académicas, "y eso es fundamentalmente desarrollar más investigación, integrarnos más a los otros departamentos, centros e institutos, como el Instituto de Ciencias Biomédicas y otros, para desarrollar más proyectos en conjunto. Esta es una unidad muy interesante, con una concentración de pacientes con malformaciones congénitas mayores que no la tiene ninguna otra institución en el país, y por eso, es que debe seguir liderado por la Universidad de Chile. Debemos seguir ofreciendo esa excelencia, poniéndola al alcance de las mujeres que más la requieren; pero también ellas nos entregan una tremenda plataforma que nos permite una gran concentración de patologías debido, entre otras cosas, a que el Ministerio de Salud nos designó aproximadamente un 48% de las cardiopatías congénitas operables del país. Esto representa una oportunidad para desarrollar docencia en materias específicas, así como investigación de primer nivel, por lo que resulta muy interesante para la generación de conocimiento en esta área".


Así, en la actualidad académicos del Cerpo lideran diversas líneas de investigación, tales como un proyecto multicéntrico abocado al estudio de anillos medicados con progesterona para la prevención del parto prematuro; otros, abordan patologías como arritmias o bloqueos congénitos. "Fundamentalmente nuestro trabajo está en el área de la cardiología fetal, pero nuestra idea es desarrollarnos más, ampliarnos a otros campos. También estamos trabajando en la correlación de la información que se registra en la ecografía prenatal con la de la resonancia magnética, eso es muy interesante de ver".

 

Contribución asistencial y docente
El Cerpo es una iniciativa que se originó en el año 2003, y actualmente cuenta con ocho académicos de diversas disciplinas médicas, todos de la Universidad de Chile, a los que se suman una matrona, una psicóloga y una técnico paramédico, quienes como equipo multidisciplinario trabajan en vinculación con los profesionales del Hospital Luís Tisné, del Hospital Luis Calvo Mackenna y del Instituto de Neurocirugía, para la atención integral y personalizada de embarazadas cuyos hijos en gestación presentan malformaciones congénitas mayores. Y, en el ámbito docente, contribuyen a la formación de especialistas en Obstetricia y Ginecología y en Medicina Materno Fetal. Asimismo, realizan estadas de perfeccionamiento en Ecocardiografía Fetal y Medicina Fetal.


"Nuestro centro visualizó una tremenda falencia en nuestro medio, respecto de dónde iban a ser atendidas estas madres y sus recién nacidos. No todos los ginecólogos manejan en profundidad este tema, como para hacer un diagnóstico, dar un pronóstico certero y hacer una terapia prenatal, si corresponde. Asimismo, detectamos una enorme falencia en el apoyo psicológico y acompañamiento de estas pacientes", explica el doctor Rodríguez. De esta forma, en todos sus años de funcionamiento, se han atendido en forma integral más de 1.800 casos de malformaciones congénitas mayores, de los cuales 1.025 corresponden a cardiopatías congénitas. "Representan un enorme desafío porque son muy letales y complejas. En eso nuestro centro hace importante aporte al país, formando a los especialistas que se necesitan para su oportuno diagnóstico, derivación y tratamiento".


Cecilia Valenzuela León

 

 

 

Agenda

1 de diciembre

Jornada de Extensión y Vinculación para Académicos

Leer más...

20 de diciembre

Feria de Alimentos saludables

Leer más...

21 al 25 de noviembre

Semana de la Salud Mental

Leer más...

19 de diciembre

Ceremonia de egresados de los programas de Magister y Doctorado del reciente periodo académico.

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile